¿Qué es la neuropsicología?

Nebulosa; qué es la neuropsicología

La neuropsicología es una especialización que nace de la convergencia entre la neurología y la psicología. El conocimiento de la estructura física, el cerebro, junto con el conocimiento de los procesos cognitivos, la mente y la relación entre ellos. Pero, qué es la neuropsicología desde el punto de vista histórico.

A principios del siglo pasado el médico y psicólogo ruso, Alexander Romanovich Luria, comenzó a establecer los principios de la neuropsicología actual. A partir de su extenso y metódico trabajo con pacientes que padecían daño cerebral, elaboró una serie de escalas y test cuyos resultados permitían conocer la ubicación en el cerebro de la lesión. Además de la ubicación espacial también aportaba datos sobre el comportamiento de los pacientes que padecían dicha lesión. De esta manera Luria estableció las bases sobre qué es la neuropsicología ofreciendo información válida tanto para el neurólogo como para el psicólogo sobre un mismo paciente.

Qué es la neuropsicología. Campos de acción.

Desde entonces la neuropsicología se ha relacionado con dos tipos de intervención, por un lado el conocimiento de la localización de una posible lesión y por otro lado la rehabilitación de funciones alteradas o bien por lesión adquirida o bien por trastornos del desarrollo.

Sin embargo la neuropsicología cada vez va aumentando su campo de acción. A finales del siglo XX comenzó una especie de euforia por el conocimiento del cerebro y sus funciones. Nació la neurociencia cognitiva, una disciplina conformada por expertos en distintas materias, con el fin de estudiar y desentrañar el funcionamiento del órgano más complicado que ha creado la naturaleza, el cerebro humano.

Relación mente y cerebro.

A partir de entonces, comenzamos a ver como la palabra “neuro” se convertía en un prefijo de otros conceptos no relacionados con el campo clínico como neuromarketing, neuroeducación, neuroemoción, etc. Aunque a priori esto puede molestar a algunos expertos que aducen que “neuro” está utilizándose indiscriminadamente en un intento de dar cientificidad a nuevas modas sin base ninguna, y yo no dudo de que en muchos casos así es, lo cierto es que también está dejando constancia de algo muy importante, y es que el cerebro está detrás de todo lo que somos y lo que hacemos.

En mi campo madre, la psicología, esto cada día resulta más evidente. Cuando te especializas en el conocimiento del cerebro, comienzas a darte cuenta de que muchos de los trastornos que se tratan en consulta son simplemente manifestaciones externas de patrones disfuncionales que se han generado en el cerebro.

En esta relación entre mente y cerebro, es imposible separar qué ha producido qué cosa. ¿Qué fue primero, el huevo o la gallina? ¿La depresión comenzó con una adversidad que provocó un cambio en la bioquímica y la actividad eléctrica del cerebro? O ¿Un cambio bioquímico y eléctrico nos hizo más vulnerables a las adversidades?

Y esto es lo que no podemos obviar cuando queremos tratar con personas, detrás (o al lado) de cualquier conducta, emoción o pensamiento hay un cerebro que sostiene dicha actividad. La parte “neuro” de la psicología es fundamental, porque han de tratarse ambos campos, si es que no es uno solo.

Actualmente, la neuropsicología está extendiéndose más allá de la rehabilitación de funciones. También está comenzando a tratar trastornos como la depresión, la ansiedad, problemas de aprendizaje, dislexia, insomnio, etc. Con técnicas de diagnóstico y tratamientos que abarcan mente y cerebro.

Neuropsicología y tratamientos.

Y que el tratamiento abarque mente y cerebro es fundamental. ¿Cuántas veces queremos tratar un trastorno y vemos como el paciente no responde? Es tan habitual que ya le hemos puesto un nombre a este efecto, resistencia. El paciente se resiste, se boicotea. La realidad de esto es que estamos dirigiendo la terapia a su mente consciente, no a su mente-cerebro. Trabajamos arduamente sus creencias, sus motivaciones, su gestión de la emoción y cuando sale de la consulta se nos cae. Esto es muy frustrante tanto para el paciente como para el psicólogo. El paciente cree que no podrá salir nunca y esto refuerza precisamente aquello que queremos diluir. ¿Por qué? Porque nos olvidamos de que hay que tratar la cara oculta del trastorno, el cerebro.

Ahora tenemos un poco más claro qué es la neuropsicología.  En definitiva es la especialización que orienta su diagnóstico y tratamiento en la confluencia entre la psicología y la neurología. Es decir, mente-cerebro. Tiene todo el sentido del mundo. Y cada día tratamos a más gente que vienen a nuestros centros porque ya lo ha probado todo (y no les funcionó). ¿No sería mejor comenzar por la neuropsicología? Por qué no visitar un centro de neurodesarrollo en primera instancia.

Homo Sábilis
Un camino mental de sabiduría y habilidad para alcanzar la mejor versión de ti mismo sin dejar de abrazar quien ya eres.

Déjanos tu email para suscribirte a la Newsletter gratuita de Sábilis, y recibe cada mes en tu bandeja de entrada un pedazo de la terapia que ha cambiado vidas.
Comparte esta entrada:
Homo Sábilis
Un camino mental de sabiduría y habilidad para alcanzar la mejor versión de ti mismo sin dejar de abrazar quien ya eres.

Déjanos tu email para suscribirte a la Newsletter gratuita de Sábilis, y recibe cada mes en tu bandeja de entrada un pedazo de la terapia que ha cambiado vidas.
Call Now Button